Lugan

Luis García Núñez. Madrid, 1929

Inicia su trayectoria en el ámbito de la pintura figurativa, si bien va derivando de la abstracción posterior hasta el arte multimedia. Integrante de los colectivos artísticos Castilla 63 y Nueva Generación, en 1969 se vincula al Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid, en donde produce diversos trabajos. En ese contexto participa, entre otras, en la exposición Formas computables (1969), junto con, entre otros, José Luis Alexanco, Elena Asins, Barbadillo, Equipo 57, Lily Greenham, Abel Martín, Piet Mondrian, Soledad Sevilla, Eusebio Sempere, Victor Vasarely y José María Yturralde, así como en la exposición Generación automática de formas plásticas (1970).

LUGAN es uno de los pioneros en la creación multimedia y en la exploración en torno a la creación sonora vinculada a las artes plásticas. En este terreno destacan sus trabajos de investigación plástico electrónica, la integración de la luz en la escultura y su interés por los artefactos sinestésicos, realizados con luz, sonido y olores. De ello derivan obras que combinan lo auditivo-visual-táctil-electrónico en una misma pieza.

Asimismo, son conocidas sus colaboraciones con compositores musicales, con los que realiza conciertos cinéticos. Un ejemplo de ello lo encontramos en Simbiosis, composición musical de 12’ con texto de Ricardo Bellés que se presentó en la I Semana de Nueva Música de Madrid (1969), surgida de las obras de LUGAN expuestas en la Galería Seiquer de Madrid. La pieza integraba voces de hombre y de mujer, distintos instrumentos musicales de viento, piano y objetos sonoro-táctiles de LUGAN.

A lo largo de los años setenta el interés de LUGAN se centra en los campos electrostáticos y de alta frecuencia, generadores de formas invisibles, e investiga, por ejemplo, sobre la percepción táctil de temperaturas y corrientes de aire. Asimismo, trabaja con generadores electrónicos aleatorios de luz y sonido y comunicaciones telefónicas aleatorias. Ya en los albores de la década de los ochenta estudia y aplica en su trabajo las posibilidades del láser, realizando obras que desde la perspectiva actual son incuestionables precedentes de no pocas propuestas actuales como, por ejemplo, sus trabajos e instalaciones de proyección con láser de comunicaciones telefónicas.

Ha participado en exposiciones tan destacadas como la XXXVI Bienal de Venecia o la XII Bienal de São Paulo.

Advertisements